placa centro horizontal placa centro horizontal

Los pronósticos para México en 2014 /Lino Perea Flores

Con el ocaso de 2013 viene el año próximo como el inicio de una nueva era para la economía mexicana, que aunque mucho se ha especulado sobre los alcances de las reformas estructurales aprobadas por nuestros legisladores, todos los mexicanos esperamos que se haya hecho lo correcto en beneficio del país, sobretodo en beneficio de aquellos que han sido marginados del desarrollo de este país, que esperamos ahora sí puedan alcanzar resultados tangibles en su nivel de vida. Se entiende que ello llevará tiempo, pero si se comienzan a concretar las intenciones de inversión, lo que será a partir del próximo 2014, México se encontrará en los dinteles de un país más próspero y con crecimientos en los próximos años, en tasas alrededor del 6%, lo que definitivamente colocará a nuestro país entre las naciones más competitivas del mundo.
Tal vez para algunos sonará esto como un sueño inalcanzable, pero los hechos demuestran lo contrario y por ello nos atrevemos a aseverar que en términos económicos el futuro de México es muy promisorio, comenzando con el 2014 donde como ya lo hemos mencionado se espera como mínimo un crecimiento del 3.5% y que puede llegar en el pronóstico optimista al 4.5%. Esta es la mejor forma de rebatir a los que piensan que México debe quedarse anclado al pasado para seguir con otras ideologías superadas y esquemas ya superados, los hechos en el mundo lo confirman.
Por otra parte, es evidente que los retos son enormes pero la experiencia nos demuestra que México es más grande que sus problemas y que habrá de superarlos; en este sentido, entre las asignaturas pendientes tenemos que hacer algo para erradicar el flagelo de la violencia y la inseguridad, que ya alcanza niveles críticos, también para abatir los niveles de corrupción que ya son preocupantes y el incremento desmesurado de la deuda subnacional, entre otros.
Por lo pronto las grandes calificadoras de deuda soberana del mundo le han subido la calificación a México, mientras han estado bajando las de otros países, lo que dice del beneplácito en los mercados de capital del mundo por el impacto que se espera que beneficie a nuestro país después de que México haya concretado la mayoría de sus reformas estructurales, que en la visión de los extranjeros coloca a México en la antesala del crecimiento económico acelerado. Pero no solo es la aprobación de las reformas estructurales lo que llama al optimismo, existen muchos otros indicios de que el panorama de México cambiará muy pronto de manera radical en el año que viene. Por ejemplo, una fuente de nuestro crecimiento económico está ligada al comercio con los Estados Unidos, donde el comercio internacional con este país tendrá un gran año en el 2014, ya que el PIB del mismo creció 4.1% anualizado al tercer trimestre del presente año, por lo que se estima un gran impacto positivo para la economía mexicana.
LINOExisten otros indicios de lo que viene, por ejemplo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes acaba de anunciar una inversión del orden de los 5000 millones de dólares para modernizar y ampliar los puertos de México, que duplicarán su capacidad de manejo del tonelaje de carga; Lagos de Moreno, Jalisco, espera recibir 2,500 millones de dólares en inversión privada para construir un parque industrial para la industria automotriz y alta tecnología, se han invertido cerca de 140 millones de dólares en ampliaciones del transporte ferroviario de carga; las industrias de telecomunicaciones, automotriz, minera, informática, telefonía móvil, farmacéutica y aeroespacial, que continúan expandiéndose a paso acelerado; los estados del norte y del centro de México siguen atrayendo un flujo muy importante de inversiones y creando miles de empleos; Brasil y México, se han convertido en los principales imanes de la inversión extranjera directa en Latinoamérica.
Otro ejemplo emblemático es  Veracruz, donde 2014 será uno de sus mejores años de su historia contemporánea en términos de inversiones tanto nacionales como extranjeras, solo el Puerto de Veracruz recibirá en los próximos años una inversión cercana a los 25,000 millones de pesos para ampliar y duplicar su capacidad de manejo de carga; Carlos Slim invertirá en el proyecto Nuevo Veracruz cerca de 20,000 millones de pesos en el mismo; el grupo brasileño Odebrecht con Braskem Idesa invertirán en el Proyecto Etileno XXI alrededor de 11,000 millones de dólares.
Por otro lado,  se anuncia que consorcios como Mexichem, UNIGEL (de Brasil), Celanese (de Estados Unidos) y Evonik-Idesa (de Alemania), traerán 5,000 millones de dólares para el desarrollo de un clúster petroquímico en el sur de Veracruz, lo que potencial e inicialmente colocará a Veracruz como el principal receptor de inversión nacional y extranjera en los próximos cinco años, con cerca de trescientos mil millones de pesos, que aunada a las inversiones en materia inmobiliaria y turística, más el influjo de remesas, harán de Veracruz uno de los principales destinos de la inversión extranjera directa y nacional. Enhorabuena y sin contar con las reformas estructurales recientemente aprobadas. Ahora hay que distribuir estos beneficios a todo el pueblo de México y en particular a todos los veracruzanos, para lo cual habrá que ampliar todavía mucho más toda la infraestructura de este estado.

Author: admin

Share This Post On

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Hit Counter provided by laptop reviews